6 rutinas de conducción que debes hacer

La seguridad de los conductores requiere algo más que entender las señales de tráfico y las leyes de tránsito. A medida que envejece, es probable que note cambios físicos que pueden hacer que ciertas acciones, como mover el pie del pedal del acelerador al pedal del freno, sean más difíciles. Aún así, los conductores mayores pueden permanecer seguros en la carretera. Considere seis consejos para los conductores mayores. Revise su auto en: motortown

Manténgase físicamente activo

Mantenerse físicamente activo mejora la fuerza y la flexibilidad. A su vez, la actividad física puede mejorar la seguridad del conductor al facilitar el giro del volante, la mirada por encima del hombro para cambiar de carril y hacer otros movimientos mientras se conduce y se estaciona.

Busque formas de incluir la actividad física en su rutina diaria. Caminar es una gran opción para muchas personas. Los ejercicios de sentarse y pararse pueden ayudar con la capacidad de entrar y salir del auto. Los ejercicios de estiramiento y entrenamiento de fuerza también son útiles para los conductores mayores. Si ha sido sedentario, obtenga el visto bueno de su médico antes de aumentar su nivel de actividad.

Programe exámenes de visión y audición con regularidad

Algunos sentidos, como la audición y la visión, tienden a disminuir con la edad. El deterioro de la audición puede ser una preocupación para los conductores de edad avanzada, ya que limita la capacidad de oír un vehículo o un tren de emergencia que se aproxima. Los problemas comunes de visión relacionados con la edad, como las cataratas, el glaucoma y la degeneración macular, también pueden dificultar la visión clara o la conducción nocturna.

Pregunte a su médico con qué frecuencia debe programar las pruebas de visión y audición. Aunque piense que su vista y su oído están bien, siga el programa de exámenes recomendado por su médico. Los problemas pueden ser más fáciles de corregir si se detectan a tiempo, y los especialistas pueden recomendar ajustes oportunos para reducir el riesgo de un accidente.

Por ejemplo, un oftalmólogo (optometrista u oftalmólogo) podría recomendar que se conduzca sólo durante las horas de luz del día.

Administrar los medicamentos

Muchos medicamentos – incluyendo tranquilizantes, medicamentos para el sueño y el dolor, y remedios para el resfriado – pueden afectar la seguridad del conductor, incluso cuando se siente bien. Lea las etiquetas de sus medicamentos para saber qué esperar de cada uno de ellos.

No conduzca si ha tomado medicamentos que causan somnolencia o mareos. Si le preocupan los efectos secundarios o el impacto en la seguridad del conductor, consulte a su médico o farmacéutico.

Comprenda sus limitaciones

Considere sus limitaciones físicas y haga los ajustes necesarios. Por ejemplo, si le duelen las manos al agarrar el volante, utilice una funda para el volante que haga más cómodo el agarrar y girar el volante.

Puede pedirle al médico que lo derive a un terapeuta ocupacional, quien puede ofrecerle dispositivos de asistencia para ayudarlo a conducir o sugerirle ejercicios que lo ayuden a superar sus limitaciones.

También puede ajustar su vehículo o elegir otro vehículo para satisfacer mejor sus necesidades. Por ejemplo, los vehículos que tienen diales más grandes y fáciles de leer en el tablero de mandos suelen ser populares entre los conductores mayores. Además, algunos modelos más nuevos ofrecen funciones de seguridad que pueden ayudarle a evitar colisiones, a cambiar de carril de forma segura, a manejar su punto ciego y más.

Conduzca cuando las carreteras – y usted – estén en buenas condiciones

Puede mejorar la seguridad del conductor conduciendo durante el día, con buen tiempo, en carreteras tranquilas y en zonas conocidas. Si la visibilidad es escasa, considere la posibilidad de retrasar el viaje o de utilizar el transporte público.

Más allá de las condiciones de la carretera, asegúrese de que está en condiciones óptimas para conducir. No conduzca si está cansado o enfadado.

Nunca conduzca después de beber alcohol o de usar otras sustancias que alteren la mente. Esto incluye la marihuana, incluso si te la han recetado para uso médico.

Guarda tu celular y concéntrate en el camino

Conducir distraído es una causa frecuente de accidentes. Toma medidas antes de irte para asegurar tu capacidad de concentración.

Cuando suba a su vehículo, esté preparado. Planifique su ruta con antelación para no tener que leer un mapa o instrucciones mientras conduce. Si utiliza un dispositivo GPS, introduzca su destino antes de empezar a conducir. Si es necesario, llame con antelación para obtener indicaciones.

Mientras conduce, no haga nada que le distraiga de la carretera.

Leave a Reply